Marketing y todología

Recientemente hemos visto anuncios de reclutamiento de personal donde solicitan mercadólogos graduados o universitarios de la carrera de mercadeo. Sin embargo, al adentrarnos en los requisitos y especificaciones del puesto, nos hemos encontrado con que lo que realmente están buscando es un administrador de redes sociales que, además, tenga experiencia en publicidad, diseño gráfico, relaciones públicas, habilidades de negociación, implementación de activaciones BTL y mil cosas más.

Marketing

Según Kotler, Armstrong y Keller, el marketing es un proceso social y administrativo por el que individuos y grupos obtienen lo que necesitan y desean a través de la creación y el intercambio de productos y de valor con otros.

El marketing implica administrar mercados para que ocurran intercambios y relaciones con el cliente, para crear valor que permita satisfacer necesidades y deseos. El marketing es un sistema en el que se involucra tanto el ente que vende como el que compra, el que compite y el que funge como intermediario entre los actores.

Dirección del marketing

Ahora bien, volviendo al tema del papel en la empresa, la función de un mercadólogo en el nivel administrativo del marketing es el análisis, planeación, implementación y control de los programas que son diseñados para crear, fortalecer y mantener intercambios beneficiosos con los compradores meta, con el fin de alcanzar los objetivos de la organización.

¿Por qué el mercadólogo no debería ser responsabilizado de hacer los anuncios de radio o diseñar el material publicitario?

Las Ciencias de la Comunicación son precisamente las encargadas de estudiar las formas en que las personas emiten, codifican, descodifican, reciben y retroalimentan un mensaje. Abarcan el comportamiento social, lingüístico y comercial del tema de la comunicación y los profesionales de esta rama son los más adecuados para dar forma y transmitir de mejor manera eso que queremos que nuestros clientes sepan de nosotros y de nuestros productos.

En la era digital, las habilidades y el conocimiento de la mecánica social que los comunicólogos poseen les hacen excelentes candidatos para el manejo de comunidades digitales de las marcas. Empatía, buen juicio, dedicación, organización y pasión por su marca hacen un perfecto community manager.

El diseño gráfico, por su parte, es una disciplina compleja que requiere un alto grado de creatividad y extensos conocimientos en muchas áreas artísticas, de estilo y organización mental. Los diseñadores gráficos no sólo “dibujan” o “pintan” o usan “programitas” que hacen materiales agradables a la vista. Un diseñador gráfico debe poseer la capacidad de transmitir el mensaje de la manera más adecuada, de forma atractiva y sin perder de vista el carácter de la marca.

Los publicistas, a su vez, se encargan de comunicar con el propósito de persuadir a un público meta para que tome determinada decisión de compra, para que reconozca una necesidad o deseo, etc.

El publicista dirige a un equipo de escritores, editores, diseñadores, creativos, artistas, fotógrafos, entre otros, que trabajan juntos para que el objetico fijado por la dirección de marketing se alcance y el mensaje sea efectivo, según la mezcla de medios que han sido seleccionados de acuerdo a la segmentación y estudio de mercado previamente hecho por el equipo de mercadotecnia.

Entonces, ¿cuáles son las opciones que no le cuesten a la empresa la mitad de su capital y cubran las necesidades que se presentan?

Bueno, ese tema es perfecto para una siguiente entrada. Mientras, esperamos que esta información sea útil y les invitamos a compartirla.

Fotografía de comida

La masa de hojaldre tiene una magia única que la hace no sólo deliciosa sino vistosa.

En esta ocasión nos encontramos cara a cara con unos magníficos volovanes y croissants de Don Quijote Pan y Pasteles. ¡Buen provecho!

¿Recursos Humanos o Gestión del Talento?

  Tradicionalmente se conoce como Administración de Recursos Humanos al área de la empresa que tiene como objetivo la atracción y retención de los mejores elementos en el mercado laboral, entre otras actividades. También se le asignan funciones que incluyen la capacitación, programación y control de vacaciones, pagos, despidos y cálculo de la remuneración de los trabajadores.

Todas las empresas, tengan o no departamentalización de sus funciones, administran sus recursos humanos: todos aquellos que realizan un trabajo dentro de la organización, tienen una relación vinculante y reciben por ello una paga. Sin embargo, la vista clásica de los trabajadores se está quedando un poco atrás con respecto a las necesidades de las organizaciones de hoy.

human-machineLa investigación y experiencia de tantos administradores de recursos humanos
ha llevado a esta ciencia a una revolución: un enfoque más humano. ¿Por qué? Porque las personas que conforman la fuerza laboral de una organización son entes racionales, emotivos, con personalidad e individualidad. No tratamos más con máquinas programables de las cuales se deshace una vez dejan de interesarnos o de funcionar como nos conviene

Ese cambio ha introducido una terminología distinta; ahora es Gestión del Talento Humano, cuyo eje es precisamente el humanismo: todas esas características que nos diferencian, que nos enriquecen, que nos permiten sentir y empatizar. Ya no tenemos trabajadores, sino colaboradores. Ya no somos empleados, ahora somos miembros de una organización. Este nuevo enfoque de la administración de personal dirige los esfuerzos a potenciar las competencias de los individuos en la búsqueda de su bienestar y el beneficio la organización, a brindar soluciones completas e integrales para los problemas que se presenten en el desempeño laboral; a las metas incluyentes y realistas; a la construcción de relaciones estables, de respeto y de comunicación activa.

Aunque los conceptos existen ya y están popularizándose cada vez más, el movimiento aún está en desarrollo. No basta con cambiar el rótulo de la oficina y el puesto de “Administrador de RRHH” a “Gestor del Talento”. Lo importante de esto no es el nombre ni los títulos ni una parafernalia de coaching que ponga pinceladas sobre un lienzo ya gastado. Lo verdaderamente trascendente es el paso hacia una administración humana, comprensiva y de inclusión; de la masificación a la personalización. Porque la producción en línea no a todo sienta bien.


Si te interesaste en el tema, te dejamos algunos links para que enriquezcas tus conocimientos al respecto:

Uno de los mayores exponentes de la Gestión por Competencias, Idalberto Chiavenato, nos provee en su libro ‘Gestión del Talento Humano’ un excelente material de apoyo.


No olvides compartir este artículo.

hand-853188_960_720

Fotografía de comida

Hace unos días recibimos un comentario que nos causó gracia porque nunca pensamos que nuestra fotografía podría ser apreciada de esa manera; “Esa fotografía se ve muy posada”, dijeron. Hasta ahora no hemos sabido cómo hacer que la comida se comporte natural, como si no se diera cuenta que queremos su mejor lado. Al final reímos todos, otra de las maravillas que nos regala lo que hacemos día con día.

A continuación les dejamos el exquisito plato de frutas de temporada, un desayuno saludable y delicioso.

_mg_3469

Plato de frutas de temporada, Park Hotel Resort.

Estrategia digital: ¿bastan las redes sociales?

En estos tiempos en que las redes sociales se han convertido en el centro de atención y en un efectivo medio de comunicación, no hay excusa que valga para que una empresa esté fuera de ellas.
Sin embargo, Javier Llorente nos plantea esta interrogante: ¿Es suficiente con tener presencia en las redes sociales?

Lea aquí el artículo completo: http://www.marketingdirecto.com/punto-de-vista/la-columna/estrategia-digital-la-importancia-del-social-media8468788107_255777d512_b